8 Curiosidades sobre los Sueños que probablemente NO conocías


Existen diferentes corrientes científicas que tratan de dar una explicación razonada a por ejemplo, la interpretación de los sueños. No obstante, a pesar de que diversas personas consideran que tener determinados sueños pueden ser desde un mal augurio a otra serie de factores. Los sueños no son más que una prolongación de diferentes factores como pudieran ser sin ir más lejos, nuestros miedos. Así es, cada uno de nosotros tenemos diferentes miedos, lo que ocurre que no en todas las ocasiones somos plenamente conscientes de dichos miedos, pero a través de la fase REM del sueño podemos acceder a ellos y convertirse en lo que conocemos como las pesadillas.

  • Diversas corrientes afirman que los sueños puede ser una manifestación para problemas futuros.
  • Hay personas que consideran que se trata de una forma de canalizar nuestros miedos.
  • Resultan la prolongación de nuestros temores más acérrimos y su interpretación desde la perspectiva del subconsciente.

¿Quieres conocer 8 curiosidades sobre los sueños que probablemente no conocías hasta ahora?

Relajación máxima

 

Una de las características que en mayor medida se produce mientras soñamos, es lo que se conoce como estado de relajación máxima. Si bien es cierto que soñar resulta imprescindible para mantener un cierto equilibrio interior de nuestro organismo, regular funciones y sobre todo, recuperarse de los quehaceres diarios, el sueño consigue que nuestra mente se relaje y descanse. Hay científicos y expertos en el tema que señalan ésta, como una posible causa acerca de por qué no somos verdaderamente capaces de recordar buena parte de los sueños que todas las noches, cada uno de nosotros tenemos, o lo que es lo mismo, solamente somos capaces de recordar una ínfima parte de los sueños que cada noche tenemos mientras descansamos. No obstante, a pesar de este estado de relajación máxima o descanso, las funciones corporales siguen en curso, posibilitando la continuación de la vida.

Todos soñamos

Entre las pocas certezas que tenemos en alusión a los sueños, se encontraría una afirmación que es totalmente verdadera, todos los seres humanos soñamos. A pesar de que algunas personas piensen que los sueños se trata de una posibilidad que se encuentra solamente al alcance de una parte de la población, se equivocan porque sueños tenemos todas las personas. No importa de donde seamos, el lugar en el que hayamos nacido ni cualesquiera de las circunstancias por muy variables que fuesen para impedirnos soñar, al tratarse de una capacidad que es innata a nuestra especie y por lo tanto, se corresponde con todos y cada uno de los seres humanos.

La alimentación como factor clave

Aunque hay que investigar mucho más en este sentido, se sabe que la alimentación es uno de los factores clave de cara a conseguir un mejor sueño. Del mismo modo, existen cifras que reflejan que cómo nos alimentamos tiene una repercusión, ya sea en mayor o menor medida, en cuanto a la calidad de nuestro sueño. Esto es así, no solamente porque somos lo que comemos, que es rotundamente cierto, sino porque distintos grupos vitamínicos como es el caso de la vitamina del grupo B, tienen una notable incidencia en cuanto al sueño se refiere, consiguiendo que las personas tengan sueños de mayor intensidad que como sucediese con por ejemplo, otros grupos vitamínicos que no tienen esta incidencia.

Parálisis en el sueño

Han sido reportados cientos de casos de parálisis en el sueño por parte de una gran cantidad de personas de muchos rincones del mundo. Estudios científicos destinados a abordar este problema que ha afectado a tantas personas y lo sigue haciendo en la actualidad, indican que se genera debido a un aumento en la actividad por parte de la amígdala cerebral. Esto es así porque dicha parte del cuerpo es la que ejerce el control de las emociones y capacita a la persona que está soñando para por ejemplo, escapar de la sensación de miedo o ansiedad que pudiera darse en determinados tipos de sueños. Según indican diferentes personas que han experimentado parálisis del sueño, dicen haber sufrido una paralización total del cuerpo, además de una presencia diabólica en su lugar de descanso.

Dificultad para recordar los sueños

Distintas investigaciones de carácter científico no dejan lugar a dudas en referencia a la dificultad para recordar los sueños. Son incontables las personas que presentan enormes dificultades para recordar lo que soñaron la noche anterior. Sin embargo, según se extrae de estas investigaciones, cuestiones tan cotidianas como por ejemplo la utilización de un despertador, pueden encontrarse detrás o ser las responsables de presentar dificultades para recordar los sueños tenidos durante el transcurso de la noche. La explicación, podría deberse a que debido a haber escuchado el sonido del despertador, de su alarma, puede quizás recordarse este sonido en detrimento de los recuerdos soñados. Por este motivo, se recomienda que las personas tiendan a despertarse de manera gradual, en lugar de muy rápido, evitando así que puedan olvidar fácilmente sus sueños.

Reacciones corporales

El cuerpo humano, a pesar de ser una máquina increíblemente perfecta, no lo es en su totalidad. Durante los sueños, la persona puede llegar a experimentar sensaciones como tristeza, miedo, terror, ansiedad y otras muchas que son de lo más variable. Por esta razón, no hay que preocuparse si se tienen sueños y por lo tanto, se experimentan este tipo de sensaciones, emociones o sentimientos, por tratarse de únicamente una reacción natural del organismo. Entre otras posibles circunstancias que pueden darse durante los sueños, podríamos destacar algunas como la subida de la temperatura del cuerpo, entre otras.

Reacciones ante los sueños

Los seres humanos reaccionamos ante los sueños con más o menos intensidad, en función de la propia personalidad del individuo en cuestión. Sin embargo, ante por ejemplo una hipotética discusión con alguna persona en uno de nuestros sueños, tendríamos la misma sensación que de haberse producido fuera de dichos sueños. Esto es así porque el universo de las emociones, es exactamente lo mismo cuando estamos soñando o descansando que en otros casos, en los que la persona simplemente esté despierto y por ejemplo, se vea sumergido en una fuerte discusión o cualquier circunstancia de idénticos fines. Por este motivo, se dice que experimentamos las mismas sensaciones en cuanto al plano imaginario-creativo de los sueños, que en la vida real o nuestras circunstancias cotidianas.

La repercusión del olor

La repercusión del olor en nuestros sueños es trascendente. Si por ejemplo, nos encontramos en un sitio en el que el olor es placentero, agradable y nos resulta atractivo, experimentaremos mejores sueños o más agradables que en aquellos casos en los que no sucedan estas circunstancias. Por lo tanto, resulta fácilmente comprensible que el contexto en cuanto a olor se refiere influye en la calidad de nuestros sueños, llegando a condicionarlos tanto para bien como para su perspectiva negativa.

En conclusión, no todos los sueños resultan idénticos aunque si es verdad que existen determinados condicionantes que repercuten de diversa manera en los sueños de las personas.

Ahora tú, ¿conocías estos datos acerca de los sueños? En caso afirmativo, nos encantaría conocer tu experiencia al respecto y que la compartieses con el resto de miembros de nuestra comunidad.

Abajo puedes dejarnos tus comentarios 🙂

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here